Para garantizar la pureza y calidad de nuestros productos hemos seleccionado materias primas naturales, ingredientes orgánicos y nacionales, en la medida de lo posible.

Nuestros productos no contienen derivados del petróleo como el aceite mineral, la vaselina, etc. Tampoco contienen derivados animales ni fragancias químicas ni sintéticas. Los productos Aromas para el Alma son biodegradables, esto quiere decir que no contaminan nuestro planeta.

Los aceites esenciales que utilizamos son en su mayoría orgánico certificados o provienen de fincas biodinámicas, esto garantiza su buena calidad y solo asi podemos practicar la verdadera aromaterapia, que llega a lo mas profundo de nuestro ser y nos ayuda a transformarnos para estar mejor.

Los preservantes que utilizamos son derivados de plantas y semillas y no utilizamos ingredientes artificiales que perjudican el planeta y la salud de sus habitantes.

Además, los productos Aromas para el Alma están hechos a mano en Costa Rica, son artesanales y hechos con amor y conciencia, todo con la intención de aportar algo bueno a su vida.

Aceite de girasol (Helianthus annus): Es un aceite casi inodoro, por lo tanto mezcla muy bien con aceites esenciales ya que permite que los aromas de los aceites esenciales prevalezcan. De textura ligera, no es untuoso ni pegajoso lo que hace que sea absorbido por le piel rápidamente. Apto para todo tipo de piel, en especial grasas y acneicas. Es una buena fuente de vitaminas y minerales.

 

Aceite de coco costarricense prensado en frío (Cocos nucifera): Los aceites prensados en frio, al no verse sometidos a altas temperaturas durante su proceso de extracción preservan sus propiedades y nutrientes.
Tiene un notable perfume y da tersura a todo tipo de piel.
Contiene vitaminas.
Suele solidificarse: recupera su textura si se sumerge la botella en un recipiente con agua caliente.

Aceite de almendra extraído artesanalmente en Costa Rica (Prunus amygdulus dulcis): Sirve para todo tipo de piel, incluso las sensibles, da elasticidad y suavidad a la piel. Relaja y ablanda la piel inflamada y calma cualquier irritación.
Contiene un poco de agua, proteínas, lípidos, celulosa, sales minerales, oligoelementos, vitaminas A, B y E. Se conserva bien por su contenido en vitamina E.
Adecuado para bebés y niños.

Vitamina E: Es considerada la vitamina de la belleza, generalmente es extraída del germen de trigo, es un antioxidante natural que regenera las células y tejidos, previniendo el envejecimiento prematuro. Mejora las pieles secas y maduras y ayuda a curar cicatrices. Sirve como preservante natural.

Café orgánico de Turrialba (Coffea arabica): El café es conocido por sus propiedades revitalizantes, estimula la circulación sanguínea, es un antioxidante natural y sirve como reafirmante de la piel, por eso se recomienda para tratar la celulitis.

Azúcar moreno orgánica de Turrialba:
Se obtiene del jugo de caña de azúcar sin refinar ni procesar, sólo cristalizado. El azúcar es un excelente exfoliante ya que sus gránulos sirven para quitar las impurezas de la piel.

Coco rayado de Costa Rica (Cocos nucifera): El coco también sirve como exfoliante, ya que su textura áspera ayuda a limpiar la piel. El coco es un desintoxicante natural. Se le atribuyen otros beneficios como: es anti-inflamatorio, ayuda a sanar y desinfectar heridas, es un poderoso anti-microbios, fortalece el sistema inmunológico, ayuda a prevenir la osteoporosis, ayuda a controlar la diabetes, ayuda a la digestión y muchas otras.{mospagebreak}


Sal marina: Sirve para desintoxicar y limpiar, es un buen exfoliante corporal ya que es rica en minerales.

Extracto de semilla de toronja: Es un producto biodegradable, un preservante natural que es extraído de semillas de cítricos especialmente de toronja. Siendo además un excelente anti-oxidante, protege nuestros productos de la degradación proteínica y de su rancificación enzimática. Su especial ingrediente activo le da las cualidades de bactericida, fungicida y viricida aun en presencia de materia orgánica.

Agua destilada: El ozono sirve para purificar el agua y destruye microorganismos patógenos: bacterias, hongos y virus, elevando así la calidad microbiológica del agua.

Manteca de cacao de Talamanca (Theobroma cacao):
Contiene antioxidantes naturales. Ayuda a prevenir la formación de cicatrices cuando han habido heridas o cortaduras en la piel. Produce un efecto benéfico en la formación de colágeno en la piel.

Arcilla de Costa Rica: La arcilla o barro ayuda a tener una piel limpia sin puntos negros, barros o espinillas. Ayuda a estimular la circulación en la piel y cuando usamos la arcilla en mascarillas, esta se seca sobre la piel absorbiendo los aceites e impurezas de la piel.

Cera de abeja de Costa Rica (Apis mellifera): Es un emulsificante natural que sirve para mantener humectada la piel. Tiene propiedades antinflamatorias.

Cacao orgánico de Talamanca (Theobroma cacao.): Ejerce una función euforizante, estimulante y vigorizadora. Contiene feniletilamina, que es familia de las anfetaminas que actúan en el cerebro produciendo una sensación de bienestar general. También es rico en alcaloides que excitan el sistema nervioso, haciendo que estemos más activos y despiertos. Es un buen antioxidante. Es bueno para tratar las manchas en la piel, la sequedad y la celulitis.

Manteca de karité: La manteca de karité tiene propiedades suavizantes, hidratantes y cicatrizantes; es un excelente regenerador celular natural. También protege a la piel de los efectos nocivos del sol.

Aceite de oliva: este aceite posee inapreciables propiedades curativas, es excelente para pieles secas, escamosas o sensibles.

Semilla de albaricoque molida: posee propiedades antioxidantes, calmantes y regenerativas, especialmente en pieles fatigadas, y con manchas provocadas por exposición al sol o estrés.

Vitamina C: la vitamina C, es fundamental para la creación del colágeno en la piel, ayuda a saner heridas, a su vez tiene propiedades antioxidantes, por lo que es un excelente complemento para la vitamina E.

Aceite de germen de trigo: es una fuente abundante de vitamina E, un poderoso antioxidante, muy indicado para retrasar el envejecimiento cutáneo prematuro. Es hidratante, regenerador, adecuado para estrías ya que nutre y flexibiliza la piel.

Miel: ampliamente conocida por sus propiedades antisépticas, bactericidas, fortificantes y calmantes. La miel ayuda a cicatrizar y es muy beneficiosa para la piel por sus propiedades astringentes y suavizantes. Rosa mosqueta: su alto contenido de vitaminas y proteínas le confieren propiedades cicatrizantes y reparadoras. Es ideal como antiarrugas.

Sábila: la sábila es sumamente beneficiosa para la piel, ayuda a cicatrizar, tratar quemaduras, es antiinflamatoria. La sábila, humecta, reconstruye y cura la piel, también es un excelente antioxidante por su alto contenido de vitaminas C y E.

Lo último Facebook

fundacion corcovado neutralizando el cambio climático

EspañolEnglish

¿Quiere recibir en su correo info de nuestras ofertas y actividades?


Nombre:

Email:

Clics de vista de contenido : 417795

amigable con el ambienteproducto biodegradableno destruye la capa de ozonoempaque reciclable